Beneficios del saúco para el sistema inmunitario y la piel

Beneficios de la baya del saúco

Las bayas de saúco (Sambucus) han sido un remedio popular durante siglos en Norteamérica, Europa, Asia occidental y el norte de África. De ahí que se estén investigando y redescubriendo los beneficios medicinales de las bayas de saúco. El saúco se utiliza por su actividad antioxidante, para reducir el colesterol, mejorar la visión, reforzar el sistema inmunitario, mejorar la salud del corazón, la tos, los resfriados, la gripe, las infecciones bacterianas y víricas y la amigdalitis. Los bioflavonoides y otras proteínas del zumo destruyen la capacidad de los virus del resfriado y la gripe para infectar una célula.

Componentes beneficiosos de las bayas de saúco

Las bayas de saúco contienen pigmentos orgánicos, tanino, aminoácidos, carotenoides, flavonoides, azúcar, rutina, ácido vibrónico, vitamina A y B, y una gran cantidad de vitamina C. También son ligeramente laxantes, diuréticas y diaforéticas. Se cree que los flavonoides, incluida la quercetina, son los responsables de las acciones terapéuticas de las flores y bayas de saúco. Según los estudios de probeta, estos flavonoides incluyen antocianinas que son potentes antioxidantes y protegen las células contra los daños.

Beneficios de las bayas de saúco para la salud

Las bayas de saúco ya figuraban en el Manual de Hierbas Medicinales de la CRC en 1985 y aparecen en la referencia de medicamentos de enfermería de Mosby del año 2000 para los resfriados, la gripe, las infecciones por hongos, la congestión nasal y torácica y la fiebre del heno. En Israel, el laboratorio de oncología de Hadassah ha determinado que la baya del saúco estimula el sistema inmunitario del cuerpo, y están tratando con ella a pacientes con cáncer y SIDA. La amplia gama de beneficios médicos (desde la gripe y los resfriados hasta el asma debilitante, la diabetes y la pérdida de peso) se debe probablemente a la mejora del sistema inmunitario de cada individuo.
En el centro de investigación de alimentos Bundesforschungsanstalt de Karlsruhe (Alemania), los científicos que realizaron estudios sobre el saúco demostraron que las antocianinas del saúco mejoran la función inmunitaria al potenciar la producción de citoquinas. Estas proteínas únicas actúan como mensajeras en el sistema inmunitario para regular la respuesta inmunitaria, defendiendo así al organismo contra las enfermedades. Otras investigaciones indicaron que las antocianinas presentes en las bayas de saúco poseen más capacidad antioxidante que la vitamina E o la vitamina C.
Estudios realizados en la Universidad austriaca de Graz descubrieron que el extracto de bayas de saúco reduce la oxidación del colesterol de las lipoproteínas de baja densidad (LDL). La oxidación del colesterol LDL está implicada en la aterogénesis, contribuyendo así a las enfermedades cardiovasculares.
Las flores de saúco también se utilizan por sus beneficios para la salud.

¿Son las bayas de saúco venenosas?

La mayoría de las especies de bayas de Sambucus son comestibles cuando se recogen maduras y se cocinan. El Sambucus nigra es la variedad de bayas de saúco que más se utiliza por sus beneficios para la salud, ya que es la única variedad que se considera no tóxica incluso cuando no se cocina. Sin embargo, se recomienda cocinar un poco las bayas para mejorar su sabor y digestibilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba