Artritis: Ver Causas, Síntomas y Tratamientos

También conocido como dolor articular, rigidez articular

La artritis es una enfermedad común que afecta a las articulaciones y los huesos (especialmente las rodillas, los codos, las muñecas y los tobillos). Los síntomas de la artritis suelen aparecer gradualmente o, a veces, de forma repentina. Los signos y síntomas incluyen dolor y rigidez articular, hinchazón de las articulaciones, disminución de la amplitud de movimiento de las articulaciones o enrojecimiento de la piel alrededor de la articulación.

Existen diferentes causas según el tipo de artritis. Los tipos más comunes son la artrosis y la artritis reumatoide. Los factores de riesgo de la artritis son los antecedentes familiares, la edad avanzada, las lesiones articulares previas, la obesidad, el tabaquismo, etc.

El objetivo principal del tratamiento es reducir el dolor, prevenir cualquier daño adicional en las articulaciones y mejorar la movilidad articular. El tratamiento incluye el uso de medicamentos, cirugía, control del peso y ejercicios.


Índice de contenidos

Causas de la artritis

Existen diferentes causas según el tipo de artritis. Los tipos más comunes son:

1. Osteoartritis

La artrosis es la forma más común de artritis y afecta a millones de personas en todo el mundo. Los síntomas más comunes son el dolor y la rigidez de las articulaciones y tiene como consecuencia la degradación del cartílago articular y del hueso subyacente.

2. Artritis reumatoide

La artritis reumatoide, o AR, es una enfermedad autoinmune e inflamatoria. Suele dar lugar a articulaciones calientes, hinchadas y dolorosas.

3. Gota

La gota es un tipo de artritis que provoca dolor e hinchazón en las articulaciones. Se caracteriza por ataques recurrentes de una articulación roja, sensible, caliente e hinchada. La gota se debe a niveles persistentemente elevados de ácido úrico en la sangre.

4. Artritis idiopática juvenil

La artritis idiopática juvenil, antes conocida como artritis reumatoide juvenil, es el tipo de artritis más común en niños menores de 16 años. Este tipo de artritis puede causar graves complicaciones, como problemas de crecimiento, daños en las articulaciones e inflamación de los ojos.

5. Espondilitis anquilosante

La espondilitis anquilosante es un tipo de artritis crónica que provoca la inflamación de ciertas partes de la columna vertebral, lo que causa dolor y rigidez en la parte baja de la espalda y las caderas, especialmente por la mañana y después de períodos de inactividad.

6. Artritis psoriásica

La artritis psoriásica es una forma crónica y autoinmune de artritis que provoca la inflamación de las articulaciones y se produce junto con la enfermedad cutánea de la psoriasis. La psoriasis provoca erupciones rojas y escamosas y uñas gruesas y picadas.

7. Artritis reactiva

La artritis reactiva es el dolor o la inflamación de una articulación que está causada por una infección en el cuerpo. Provoca articulaciones extremadamente dolorosas e hinchadas y la persona se siente muy cansada.

8. Artritis séptica

La artritis séptica también se conoce como artritis infecciosa, y suele estar causada por bacterias. También puede estar causada por un virus o un hongo. Este tipo de artritis suele provocar molestias y dificultades extremas en la articulación afectada. La articulación puede estar hinchada, enrojecida y caliente, y puede tener fiebre.


Síntomas de la artritis

Aunque es difícil saber con seguridad si el dolor de las articulaciones se debe a la artritis o no, basándose en los síntomas, hay ciertos signos que suelen indicar que hay que consultar al médico. Los cuatro signos clave son:

  • Dolor: El dolor de la artritis puede ser constante o puede aparecer y desaparecer. Puede producirse en reposo o en movimiento. El dolor puede ser en una parte del cuerpo o en muchas partes diferentes.
  • Hinchazón: Algunos tipos de artritis hacen que la piel de la articulación afectada se enrojezca y se hinche, sintiéndose caliente al tacto. La hinchazón que dura tres días o más, o que se produce más de tres veces al mes, debe motivar una visita al médico.
  • Rigidez: Este es un síntoma clásico de la artritis, especialmente cuando se despierta por la mañana o después de estar sentado en un escritorio o en un coche durante mucho tiempo. La rigidez matutina que dura más de una hora es una buena razón para sospechar de la artritis.
  • Dificultad de movilidad: Si le resulta difícil o doloroso levantarse de su silla favorita, o después de estar sentado en una misma posición durante mucho tiempo, entonces podría ser una señal de advertencia de artritis.

Tratamiento de la artritis

1. Medicamentos

  • Los AINE (antiinflamatorios no esteroideos) se utilizan para tratar el dolor y la inflamación y disminuir el daño articular.Algunos ejemplos de medicamentos son: ibuprofeno, aspirina y naproxeno.
  • Los esteroides se administran para controlar los síntomas de la artritis, principalmente el dolor y la inflamación. Los esteroides, como la prednisolona, la betametasona y la dexametasona, se utilizan en caso de inflamación.
  • Los DMARD (fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad) se utilizan para reducir el dolor, la hinchazón y la inflamación, especialmente en personas que padecen artritis reumatoide. Los DMARD convencionales más utilizados son el metotrexato, la leflunomida, la hidroxicloroquina y la sulfasalazina.

2. Cirugía

  • La sinovectomía, es decir, la extirpación del revestimiento articular dañado, también se recomienda en caso de inflamación grave del líquido sinovial que causa la artritis.
  • La terapia de sustitución articular es un procedimiento quirúrgico en el que se extraen partes de una articulación artrósica o dañada y se sustituyen por un dispositivo de metal, plástico o cerámica denominado prótesis.

3. Fisioterapia

Se recomienda la fisioterapia para mantener las articulaciones flexibles. El ejercicio puede ayudar a fortalecer los músculos que rodean la articulación afectada y prevenir daños mayores. Las opciones incluyen ejercicios de estiramiento, ejercicios que proporcionan una gama de movimiento, ejercicios aeróbicos de bajo impacto como caminar, montar en bicicleta.


Vivir con artritis

La artritis puede ser una fuente constante de agonía para el paciente. El dolor crónico puede afectar a la calidad de vida. Los esfuerzos por realizar algunos cambios en el estilo de vida pueden disminuir el riesgo de padecer artritis o de que ésta empeore. Perder peso, dejar de fumar, evitar la infrautilización o la sobreutilización de las articulaciones, etc., pueden ayudar a controlar la enfermedad. El objetivo del tratamiento de la artritis es reducir el dolor, minimizar el daño a las articulaciones y mejorar o apoyar la función. Junto con el tratamiento, mantenerse activo físicamente también puede reducir los dolores, mejorar la función y la salud general de los pacientes con artritis. También puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar o controlar otras enfermedades como las cardiopatías y la diabetes. Mantenerse activo y cambiar los niveles de actividad en función de la gravedad de los síntomas puede ayudar mucho a los pacientes.


¿Cómo puedo evitar la artritis

Algunas de las formas sencillas pero eficaces de reducir el riesgo de padecer artritis son: perder peso (si se tiene sobrepeso), controlar el nivel de azúcar en sangre, hacer ejercicio a diario, evitar lesionarse, dejar de fumar, mantener una postura correcta, comer alimentos ricos en grasas saludables (como el pescado) y someterse a una revisión preventiva rutinaria.

¿La artritis puede aparecer de repente

El dolor y la rigidez en y alrededor de una o más articulaciones son síntomas comunes en la mayoría de los tipos de artritis. Dependiendo del tipo de artritis, los síntomas pueden aparecer de forma repentina o gradual. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer o persistir en el tiempo.

¿Le duele la artritis todo el tiempo

El dolor de la artritis puede ser continuo o puede aparecer y desaparecer. Puede aparecer cuando te mueves o después de haber estado quieto durante algún tiempo. Puede sentir dolor en un punto o en muchas partes del cuerpo. Las articulaciones pueden estar rígidas y ser difíciles de mover.

¿Ayuda el ejercicio a la artritis

El ejercicio es crucial para las personas con artritis. El ejercicio ayuda a aliviar el dolor y la rigidez de la artritis. Aumenta la fuerza y la flexibilidad, reduce el dolor articular y ayuda a combatir la fatiga.

¿La artritis puede provocar cansancio

Pero la inflamación y el dolor no controlados causados por la artritis contribuyen sin duda a la fatiga. Así que el primer paso para recuperar la energía es controlar la actividad de la enfermedad. También tendrás que tratar cualquier otra condición médica subyacente que tengas y que pueda causar o empeorar tu fatiga.

¿Empeora la artritis el hecho de estar sentado

La rigidez articular que caracteriza a la artritis reumatoide tiende a empeorar por la mañana o después de períodos de inactividad. Por lo tanto, los hábitos sedentarios, como estar sentado durante horas en un escritorio, pueden exacerbar estos síntomas y provocar una inflamación y problemas articulares aún mayores.

Referencias

  1. Deane KD. ¿Se puede prevenir la artritis reumatoide? Best Pract Res Clin Rheumatol. 2013 Aug;27(4):467-85.
  2. Heidari B. Artritis reumatoide: Diagnóstico temprano y resultados del tratamiento. Caspian J Intern Med. 2011 Winter;2(1):161-70.
  3. Demoruelle MK, Deane KD. Estrategias de tratamiento en la artritis reumatoide temprana y prevención de la artritis reumatoide. Curr Rheumatol Rep. 2012 Oct;14(5):472-80
  4. Acerca de la artritis.Salud y bienestar. Fundación para la Artritis.
  5. Artritis. Estadísticas nacionales. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.12 de octubre de 2021
  6. Aletaha D, Smolen JS. Diagnosis and Management of Rheumatoid Arthritis: A Review. JAMA. 2018 Oct 2;320(13):1360-1372
  7. Wilsdon TD, Hill CL. Gestión del tratamiento farmacológico de la artritis reumatoide. Aust Prescr. 2017 Apr;40(2):51-58.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba